2.12.09

La nube


Se ha creado un nuevo término en el lenguaje cibernético: "La nube" (The cloud, en inglés). Se trata de la concentración de aplicaciones online, gratuitas la abrumadora mayoría, en la cual el internauta almacena —en su disco duro— muchos de los productos que antes almacenaba en casa: Videos, películas, fotos personales, libros, música, ensayos, juegos, series de televisión…


"La nube" es el territorio virtual que acompaña al usuario donde quiera que se encuentre, siempre y cuando esté frente a la pantalla de su computadora (estacionada o portátil, lo mismo da). Es una suerte de conglomerado gaseoso —como las nubes de verdad— en el que el internauta va dejando sus señas de identidad y, al mismo tiempo, modificando, de forma vertiginosa, sus hábitos de consumo cultural.

En lugar de ir a la librería y comprar el libro de moda, lo lee en línea. En lugar de ir al cine y ver una película, la extrae de los numerosos sitios de renta de películas que existen en Internet. En lugar de comprar o rentar una serie de TV en el videoclub, la mira en su computadora sin pagar un centavo.
Lo mismo sucede con las fotos (las empresas de revelado languidecen), los videos familiares, la música o las aplicaciones para hacer un currículum, un plan financiero, un balance general, una presentación de negocios, una carta, un fichero bibliográfico, organizar un viaje, tomar clases de doctorado y un larguísimo etcétera.

Mientras más se ensancha la banda, mayor es el número de aplicaciones que migran a Internet. En otras palabras, mientras más fácilmente el usuario se puede conectar a la red (el "wifi" cada día más famoso), más actividades cotidianas se pueden realizar en pantalla, sin necesidad de trasladarse físicamente a ningún lado.

Jaime Septién en Yo Influyo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada